La información es poder

COIIM y Fundación Repsol unen fuerzas para fomentar la transición energética

António Calçada, director general de la Fundación Repsol; y Fabián Torres, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid, en el momento de la firma del acuerdo.

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid y la Fundación Repsol han firmado un acuerdo de colaboración con el objetivo de impulsar la transición energética en España. Este acuerdo busca liderar la conversación pública sobre los grandes retos energéticos de las próximas décadas.

La firma del acuerdo ha culminado en un acto celebrado en la sede del COIIM en Madrid el día 18 de junio, inaugurado por Fabián Torres, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid; António Calçada, director general de la Fundación Repsol; y Lucía Blanco, subdirectora adjunta de Prospectiva, Estrategia y Normativa en Materia de Energía del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. 

En el acto de apertura, Fabián Torres ha destacado que “desde el Colegio siempre hablamos de los tres grandes pilares en los cuales se debe apoyar el modelo energético de cualquier país: la garantía del suministro, la sostenibilidad económica y la calidad ambiental. Trabajamos en intentar diseñar, optimizar, y mantener instalaciones y centrales que se apoyen en los tres pilares mencionados.”

António Calçada, por su parte, ha afirmado que la transición energética, la transición industrial y la transición digital deben ir de la mano y necesitan conocimiento, tecnología e ingeniería basados en el rigor científico. Calçada ha incidido en que es importante desde un punto de vista pragmático mirar el corto, el medio y el largo plazo. “En España y Portugal contamos con una red industrial potente, y tenemos que trabajar para transformar esta industria en términos de eficiencia energética.”

Finalmente, Lucía Blanco ha destacado como la transición energética se ha convertido en un reto global, con avisos muy contundentes de los expertos, pero ha añadido que “tenemos las herramientas necesarias para enfrentar este reto. Con las tecnologías disponibles a día de hoy ya podríamos conseguir un 80% de las reducciones necesarias para 2030.”

Después de la firma del acuerdo, se ha desarrollado una mesa redonda sobre las nuevas tecnologías para la transición energética, que ha contado con la participación especial de Joan Groizard, director general de el Instituto para la Diversificación del Ahorro de la Energía (IDAE), junto con cuatro expertos en la materia: Renan Balpe, Business Development Manager en Air Liquide; Jazmín Nieto, Generation Sales Manager en Siemens Energy; David Leiva Fuente, Enterprise Account Manager en Google Cloud; y Dolores Cárdenas, Product Design Sr. Range Manager en Repsol. La mesa ha sido moderada por Julia Elizalde, Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de CENER (Centro Nacional de Energías Renovables).

De izquierda a derecha: Jazmín Nieto, Generation Sales Manager en Siemens Energy; Renan Balpe, Business Development Manager en Air Liquide; Dolores Cárdenas, Product Design Sr. Range Manager en Repsol; David Leiva Fuente, Enterprise Account Manager en Google Cloud; Joan Groizard, director general de IDAE; y Julia Elizalde, Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de CENER.

Joan Groizard ha afirmado al comienzo del coloquio que “el escenario que tenemos ante nosotros es inmenso en cuanto a la velocidad del reto que abordamos y en cuanto al alcance, pero es también un reto enorme a nivel de precisión y detalle.” Ha añadido que “tenemos que entender por qué cada sector está adoptando o no distintas tecnologías y alternativas. Trabajamos en lograr apoyo público para abrir distintas vías de investigación, y a la vez debemos ser capaces de extraer el valor real de las inversiones.”

Renan Balpe, en la misma línea, ha destacado el cambio de contexto a nivel mundial y la necesidad urgente de descarbonizar a un precio justo. Ha añadido que desde Air Liquide están priorizando acciones para lograr este objetivo.

Jazmín Nieto ha destacado el trabajo de Siemens en las turbinas de gas para el reto de lograr la neutralidad de emisiones para el año 2030. “Nuestro plan es que en 2030 todos nuestros modelos tengan un sistema 100% basado en el hidrógeno.”

David Leiva Fuente, de Google Cloud, ha mencionado el volumen de energía mundial destinado a los data centers, que a su vez, son imprescindibles debido a la cantidad de servicios en la nube que soportan todo el tejido productivo.

Dolores Cárdenas ha destacado que “además de los combustibles renovables, la electrificación o el hidrógeno renovable son también alternativas para poder avanzar hacia la transición energética. Son una solución que se parece mucho químicamente a los combustibles tradicionales, lo cual les convierte en compatibles con la infraestructura de la que ya disponemos.”

Al final de la mesa, los ponentes han vuelto a destacar el papel de los ingenieros industriales para alcanzar los retos energéticos de los próximos años. Joan Groizard ha recordado que «la situación actual ha puesto sobre la mesa la necesidad de reindustrializar España y alcanzar ese 20% del PIB que nos marcamos como objetivo».

Manuel Soriano, vicedecano de COIIM, ha cerrado la jornada manifestando que «el gran reto ambiental de nuestra sociedad consiste en reducir las emisiones de CO2 desde los 35.000 millones de toneladas actuales a los 411 en el año 2050 para evitar que el clima sea una amenaza para la humanidad». Ha añadido ademas que «los ingenieros tienen un papel fundamental mediante tres vías de actuación posibles: mejora de la eficiencia energética, electrificación con tecnologías de generación no contaminantes y empleo de combustibles renovables (biocombustibles e hidrógeno renovable)».

El nuevo acuerdo con la Fundación Repsol refuerza el papel del COIIM en la promoción de actividades relacionadas con la ingeniería industrial y su función en la sociedad, alineándose con sus objetivos de impulsar la innovación y la sostenibilidad en el sector. La colaboración con la Fundación Repsol permitirá amplificar estos esfuerzos, alcanzando un mayor impacto y contribuyendo de manera significativa a la transición energética en España.