La información es poder

Los Ingenieros Industriales de Madrid a favor de ampliar la vida del parque nuclear español

En el contexto de los desafíos climáticos y energéticos actuales, el Colegio y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid abogan por una combinación equilibrada de energía nuclear y fuentes renovables para asegurar un futuro sostenible. Esta posición surge en un momento crítico donde la seguridad de suministro y la sostenibilidad ambiental están en juego, especialmente tras las deliberaciones de la COP28 en Dubai, donde se enfatizó la necesidad de integrar la energía nuclear como una medida para asegurar el suministro de energía y como una estrategia fundamental para reducir la dependencia de combustibles fósiles y mitigar las emisiones de CO2.

La energía nuclear, la alternativa ante la crisis energética y la dependencia del gas natural

El presidente de la Comisión de Energía del Colegio y la Asociación, Jaime Segarra, advierte que: “sin una extensión en la operación de estas plantas, España podría enfrentarse a un déficit en la cobertura de la demanda eléctrica, siendo forzada a depender más de las plantas de ciclo combinado que queman gas natural, con el consiguiente aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero”.

A más largo plazo, aunque las renovables cubrieron más del 50% de la demanda eléctrica en 2023, la velocidad de su despliegue y la falta de soluciones de almacenamiento efectivas plantean riesgos significativos para la estabilidad del suministro. El Colegio señala que las centrales nucleares, que actualmente proporcionan el 20% de la electricidad consumida anualmente en España, aproximadamente 55.000 GWh, desempeñan un papel crítico en la estabilidad del sistema eléctrico nacional. Además, las centrales nucleares ofrecen un suministro constante y sin emisiones que puede compensar la intermitencia de las energías renovables hasta que las tecnologías de almacenamiento de energía, como el hidrógeno verde, estén plenamente desarrolladas y sean económicamente viables.

Desde el punto de vista de la gestión de residuos nucleares, los expertos del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid destacan que el combustible descargado de las centrales está muy concentrado, lo que facilita su control. No obstante, la situación actual con múltiples sitios de almacenamiento temporal en las plantas nucleares plantea desafíos en términos de su gestión. Un enfoque más centralizado sería preferible.

El papel del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) como organismo regulador riguroso, independiente y reconocido internacionalmente en este contexto es fundamental, ya que garantiza que todas las actividades nucleares en España cumplan con los más altos estándares internacionales de seguridad. Esto constituye una gran fortaleza frente a retos como una posible ampliación de la vida operativa de las plantas o una adecuada gestión del combustible descargado.

El análisis de los Ingenieros Industriales de Madrid concluye que una estrategia de prolongación controlada y segura de las licencias de operación del parque nuclear actual como la mejor forma de gestionar el futuro de nuestro sistema eléctrico y los riesgos geopolíticos que puedan resultar del suministro de gas natural. Al menos, hasta que las energías renovables y el almacenamiento de larga duración estén plenamente implantados. Este enfoque permitiría a España enfrentar los desafíos inmediatos de suministro eléctrico y avanzar hacia una transición energética más robusta y sostenible.