COIIM en los medios

La necesaria reindustrialización de España

26 de abril de 2024

En esta entrevista que Ecogestiona Radio ha realizado a Manuel Soriano. El Vicedecano de COIIM, nos cuenta lo más destacado de lo vivido en el VI Congreso Iberoamericano de Ingeniería y Tecnología, CIBITEC24, donde se ha hablado de la necesidad de reindustrializar España, despertar vocaciones y atraer el talento. Y de la necesaria  unión entre la industria, la tecnología y la sostenibilidad.

Audio [min 11,32 a 26,40]

«España tiene unas condiciones extraordinarias para reindustrializarse, con unos buenos  ingenieros  y talento. Los ingenieros españoles  son muy reconocidos pero faltan. Falta atracción y retención del talento. Son valorados fuera pero a las empresas españolas les cuesta retenerlos.» 

«Iberoamérica no quiere una economía basada en la extracción, y quiere reindustrializarse»

«La ingeniería y tecnología  son esenciales para el cambio energético  que tiene que abordarse. En el Congreso se ha aportado información interesante en 3 campos: Hidrógeno renovable, combustibles renovables y energía nuclear» 

«El hidrógeno renovable en 2050 debe aportar el 20% de la energía en Europa y hay que  facilitar la compresión de la sociedad sobre lo que significa.  Todavía hay problemas por resolver pero las grandes empresas están  ya trabajando en ello. Necesitamos colaboración público-privada e inversiones importantes.»

«Es difícil comprender el cierre de las nucleares, por razones económicas, ambientales y estratégicas. La energía del futuro será la de fusión pero no se sabe cuánto tardará.  Mientras tanto confiamos en la fisión, en las plantas actuales que pueden prolongarse hasta los 60 u 80 años  y en las nuevas que llegan. En Suecia hay energía 60%renovables y 40% nuclear» 

«Los ingenieros nos dedicamos a aportar soluciones para mejorar la vida de las personas Con trabajo, visión y criterio técnico independiente. Si cerramos las nucleares con 40 años cuando llegan a 60 se pierde el conocimiento cuando el futuro será nuclear. Hay que ser menos radicales y más posibilistas. No podemos matar las tecnologías.»