La información es poder

El presidente de Alibérico, Clemente González Soler, en el «Almuerzo de la Ingeniería Industrial» de la AIIM

El pasado jueves, 18 de abril, se celebró el LXII Almuerzo de la Ingeniería Industrial organizado por la AIIM y el COIIM que tuvo como escenario el Club Financiero Génova. Detrás de este evento, se encuentra la labor del presidente honorífico de la Asociación, Paco Cal, junto a la colaboración del decano del COIIM, Fabián Torres.

En esta ocasión, el invitado de honor fue Clemente González Soler fundador, propietario y presidente de Alibéricoque con 21 fábricas, es primer grupo privado español y familiar europeo del sector del aluminio.

Este ingeniero aeronáutico y empresario, nació en Santiago de Compostela en 1950, y posee más de 50 años de carrera profesional en el sector del aluminio. Apasionado por la navegación también ha surcado otros sectores más allá de la ingeniería, y ostenta, entre otros, el cargo de vicepresidente de la Editorial Ecoprensa, además el pasado año fue nombradomiembro del Consejo Consultivo en Madrid de la SBEES (Sociedad Barcelonesa de Estudios Económicos y Sociales). Asimismo, como presidente ejecutivo de IFEMA entre 2016 y 2020, fue el responsable de montar un hospital de 1400 camas, en 24 horas, que atendió a 3800 enfermos del COVID durante 40 días. 

En su haber atesora numerosos premios y reconocimientos que han puesto en valor su trayectoria profesional. Sin embargo, este gallego, se considera un español normal que aprecia los pequeños detalles, “el aluminio es mi vida, pero mi corazón está en el mar” fue la frase que empleo para hablar de sí mismo.

Bajo el título “El futuro está hecho de aluminio”, González Soler, compartió su experiencia profesional con los asistentes, reivindicando la gran utilidad del aluminio, que, en muchas ocasiones, es desconocida, no solo en la industria española, sino también en el desarrollo de nuestra vida cotidiana. Envases y embalajes para farmacia, alimentación, edificación, transporte de masas y energía solar, en todos ellos está presente el aluminio que permite mejorar la calidad de vida de las personas e impulsa la economía de un país.

La historia del aluminio

En 1927, se fabricó el primer kilo de aluminio en España, por entonces se desconocían sus múltiples aplicaciones, y prácticamente todo el excedente se exportaba a Japón, sin embargo, en este sentido, los tiempos, afortunadamente, han cambiado y en la actualidad, “se transforman más de 1.000.000 de toneladas al año de aluminio en España, convirtiéndose en un material estratégico para el país”.

Por otra parte, una de las grandes cualidades del aluminio es la regeneración y larga vida, ya que al reciclarse no pierde calidad, es más, puntualiza, “Hoy en día el 78% del aluminio que usamos procede de material reciclado”.

González Soler vaticinó un gran futuro para este sector, y aseguró que durante “los próximos seis años crecerá en un 80% gracias a su capacidad para ser infinitamente reciclable” situando a España a la cabeza de la innovación y de las nuevas tecnologías y “haciendo que cada día el aluminio esté con nosotros”.