La información es poder

Industria 4.0 en el fútbol

Asociar la industria 4.0 con el fútbol, puede en principio, parecer un contrasentido, sin embargo ambos comparten una estrecha relación y persiguen un mismo fin: «mejorar el rendimiento de los recursos tanto humanos como materiales y la experiencia del cliente a través de una personalización de la oferta” explica Andrés Muñoz Cañas, vocal de la comisión de Industria del COIIM (Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid) y Senior Powertrain Engineer en Centro I+D+i de Renault España.

Dentro de este contexto, asegura este experto, que los datos son imprescindibles en la toma de decisiones, no solo aquellos que proceden de la información que facilitan directamente los jugadores sino también los que provienen de medios más sofisticados como los acelerómetros y el GPS que se utilizan durante los entrenamientos y permiten obtener imágenes durante los partidos”. Muñoz Casas, apasionado de las nuevas tecnologías, añade que «a través del Big Data y la IA, los datos se transforman en información para tomar decisiones, como es el caso de entrenamientos específicos que mejoren el rendimiento o alineaciones que garanticen el descanso a quien tenga más probabilidades de lesión”

 Si bien es cierto, gracias a este tipo de herramientas, se obtiene información fidedigna y lo que antes dependía del ojo del entrenador, hoy está perfectamente evaluado y medido. Siguiendo el hilo, este ingeniero industrial hace alusión a “la película Moneyball que expone un claro ejemplo de la importancia del dato para alcanzar los objetivos deportivos del equipo (y de la empresa)”.

Otro de los puntos en común que comparten la ingeniería 4.0 y el futbol es que ambos buscan enriquecer el producto añadiendo funcionalidades que permiten a los consumidores disfrutar de una experiencia hecha a medida. Por citar algún caso, sostiene Muñoz Cañas que “la disposición en el estadio de múltiples cámaras de gestión autónoma y la aplicación de la realidad virtual y aumentada promete una personalización total en la visualización del partido, siendo el cliente quien elija el ángulo en cada momento e, incluso en un futuro, simular estar en el estadio y quizás aun dentro del campo entre los jugadores”.

En el caso de la Industria 4.0, los ejemplos de productos que adquieren nuevas funcionalidades gracias a la tecnología son abundantes. Cabe destacar que, el VAR (Video Assistant Referee) es otra herramienta que también está revolucionado el sector, su objetivo es ayudar en las decisiones arbitrales y evitar errores graves que no correspondan a los hechos reales, como en lo que se refiere, por ejemplo, a un penalti claro no pitado o un gol fuera de juego. 

Los videojuegos también contribuyen a que el futbol adquiera otra dimensión, en los clubes avanzan hacia la creación de un gemelo digital, que es un modelo virtual que sirve para realizar simulaciones y estudiar un producto real en un entorno digital,  apostilla el vocal que “en el caso concreto de este deporte es capaz de simular infinidad de alineaciones posibles confirma este ingeniero industrial”.

Los acontecimientos están demostrando que las herramientas digitales son imprescindibles para que los equipos mantengan un alto nivel de competitividad, en este sentido, estos hechos deberían servir de inspiración para guiar a las organizaciones privadas en una situación tan incierta y ambigua como la actual, concluye diciendo Andrés Muñoz Cañas.